sábado, 27 de enero de 2018

EL BESO DEL HIGHLANDER

EL BESO DEL HIGHLANDER
"The Kiss of the Highlander"
Autora: Karen Marie Moning
(Serie "Magic Highlanders" IV)
Subgénero: Paranormal (Viajes en el Tiempo, Hihglanders)
*Año de Publicación (original): 2001
⭐⭐⭐⭐⭐

"Si algo debe perderse será mi honor por el tuyo. Si algo debe quedar olvidado, será mi alma por la tuya. Si la muerte vuelve a venir, será mi vida por la tuya. He sido entregado."

Escocia 1518- actualidad


Drustan McKeltar, poderoso laird de las Highlands, en el siglo XVI, cae preso de un hechizo que le hace dormir profundamente durante quinientos años. En la actualidad, Gwen Cassidy es una turista norteamericana que visita las Tierras Altas Escocesas. Durante su estancia, se aleja del grupo con el que viaja y por un descuido cae en la cueva en la que Drustan se encuentra dormido, el cual despierta en ese momento de su hechizo. El encuentro es de lo más insólito. Ella, no puede salir de su asombro cuando ve a aquel hombre tan imponente y de la misma forma él, cuando ve a una mujer tan hermosa con un atuendo propio de esta época a lo que él no está acostumbrado (camiseta escotada y shorts).

Drustan intenta convencer a Gwen que pertenece al siglo XVI, pero como es de esperar, ella no le cree. Para ello este le pedirá que le acompañe a lugar donde se encuentran sus posesiones. En un primer momento, Gwen se siente reacia a viajar con él, pero es tal la atracción que siente por ese hombre , que no puede decirle que no. Cuando llegan allí, todo lo que queda del hogar de Drustan es un montón de ruinas. Tampoco ha sobrevivido ningún descendiente de los Keltar.

Para poder salvar a su gente, Drustan deberá regresar a su propio siglo, y necesitará la ayuda de Gwen. En realidad los Keltar descienden del linaje de druidas más antiguo de todos, que sirvió a los Tuatha Dé Danann (los antiguos dioses). Ellos practican la magia y eso es lo que deberá utilizar Drustan para viajar en el tiempo. Él y Gwen llegan hasta un lugar sagrado, donde practica el hechizo que le devolverá a su siglo. Sin embargo, un error de cálculo hace que Drustan llegue a su época pero no al momento adecuado, por lo que Gwen también es transportada hasta el siglo XVI. Cuando llega allí deberá convencer a todos del gran peligro que corre Drustan y lo más difícil, convencer a éste del gran amor que siente por él.
La aventura, el romance, la magia, las Highlands y los viajes en el tiempo se unen dando lugar a esta maravillosa historia.

Con una pareja protagonista formada por Gwen y Drustan, que aunque en un principio parecen dos personas de lo más dispar, no solo porque pertenezcan a distintas épocas, en el fondo son dos almas gemelas: ambos buscan lo mismo: el amor verdadero.

Gwen es una muchacha un poco despistada pero de una gran inteligencia que ha sufrido grandes decepciones en la vida. Nunca ha encontrado a un hombre que la quisiera por ella misma, solamente por ser hija de importantes científicos y ser ella misma una gran científica con una gran posición, profesión que abandonó cuando se dio cuenta de lo mal que se sentía. En muchas ocasiones llegó a pensar de sí misma, que "no tenía un corazón", no era capaz de amar a alguien. Gwen todavía no se ha entregado a ningún hombre y uno delos objetivos que tiene su viaje a Escocia es ese, encontrar a un hombre que "recoja su flor", como ella lo llama, es decir, un hombre a quien entregue su virginidad.

Y encontrará a ese hombe. Y cual no será su sorpresa cuando descubra que ese hombre no es ni más ni menos que un imponente highlander del siglo XVI, Drustan McKeltar, gran laird de las Highlands. Su caracter tan arrogante y pretencioso choca en un primer momento con el de Gwen. Drustan proviene de un linaje muy antiguo de druidas. Su familia y él mismo siempre ha practicado la magia. Ese es el principal motivo por el que es rechazado. Cuando sus prometidas se enteran de lo que hace acaban por romper su compromiso.

Como científica que es, Gwen no cree en la magia y mucho menos en los viajes en el tiempo, para ella todo tiene una explicación lógica. Por ello no cree en lo que Drustan le cuenta, hasta que lo comprueba ella misma. Al final quedará atrapada por otra clase de magia, la "magia del amor", el amor inconmensurable que siente por Drustan. Lo mismo le sucederá a este, pues bajo esa fachada de arrogancia, presunción y mal genio, esconde un gran corazón y ve en Gwen la mujer ideal. Ambos encuentran a su alma gemela.

Además de los protagonistas principales, encontramos a otros tan importantes como Silvan, el padre de Drustan, quien además de practicar la magia también le interesa mucho la ciencia y hace muy buenas migas con Gwen, y Nell, el ama de llaves del castillo McKeltar; ambos llevan años enamorados y no se atreven a reconocerlo. Es muy emotiva la historia de Nell, de cómo llegó a las propiedades de los Keltar y fue protegida por Silvan.

Y junto a todos ellos, se encuentra Dageus, el hermano mellizo de Drustan, tan imponente como él. Y aunque se jacta de ser un rompecorazones, en el fondo también busca a su compañera ideal.

La historia está llena de momentos divertidos, con los que realmente pasas un buen rato; y momentos llenos de ternura y pasión entre Gwen y Drustan. Y desde luego, la parte final, es de lo más conmovedora. Una novela que no hay que dejar de leer.

Aunque fue el primer trabajo publicado en España de Karen Marie Moning, "El Beso del Highlander" constituye la cuarta novela de la serie "Magic Highlanders" escrita por esta autora. Asimismo tiene su continuación en "El Highlander Oscuro", cuyo protagonista es Dageus, el hermano de Drustan. Pero esta es otra historia que habrá que descubrir más adelante.

2 comentarios:

  1. Me encanta. Es una de mis preferidas y una de las mejores novelas de viajes en el tiempo y de highlanders a la vez.

    ResponderEliminar
  2. Esta novela es para mi la mejor con diferencia y he leido muchisimas,soy una buena lectora y leo todos los dias de minimo 2 horas diarias esta escritora tiene unas novelas preciosas,Os aconsejo si habeis leido esta que os leais tambien el Highlanders oscuro.es la segunda parte,saludos

    ResponderEliminar

Añade un comentario